Google+ Followers

viernes, 8 de noviembre de 2013

Taza de Cafe

En algunas tardes frías de noviembre, saboreo una pequeña taza de café pensando en vos, sentir el sabor dulce amargo que eleva el espíritu, pienso que eres mi cafeína para el alma,  mi pensamiento volátil  de humo de café,  mi recuerdo de sorbos pausados, lo caliente se toma despacio y se saborea para que perdure en el paladar de la mente, no más de dos tazas, la intoxicación lo echa a perder,  nuestro amor dulce amargo  es lento para no acelerar la ceniza del olvido, así que por las tardes de noviembre tomo la taza de café que me acerca a vos, que no estás pero existís y vivís en este sabor dulce amargo de café.

No hay comentarios.: