Google+ Followers

miércoles, 9 de diciembre de 2015

El amor de Dios

Deja que fluya, como el manantial de agua cristalina que nace en la fuente del amanecer de cada nuevo dia, de cada nueva vida, deja que fluya ese amor que tienes dentro de tu corazón, el vencerá al miedo que se disfrasa de odio y violencia, deja que fluya, no lo reprimas,  piedra sobre piedra a paso lento iras construyendo la pirámide de la existencia y tocaras el cielo para tomar la estrella que te pertenece, porque el amanecer llegara pronto, rompiendo la oscuridad de la ignorancia, deja que el hombre se destruya, si ese es su parecer, deja que el hombre mate lo bueno y lo verde de este mundo, pero tu permanece en el silencio del amor de Dios.