Google+ Followers

sábado, 31 de agosto de 2013

COMO LA ESTRELLA

Como la estrella me guiara
dijo suave casi como un susurro,
no me preocupe la vida es sueño,  ilusión,
me deje llevar por su amor,
me guiara por los  caminos  
donde quiera que  este,   
me ha puesto ahí,
no me preocupe por lo que decir o que hacer,
el me guiara,  que ponga mi corazón,
las personas que conozca que las comprenda
no quieren escuchar su voz,
abra el corazón  y deje entrar el amor,  
que  olvide el cuerpo que él lo sostendrá,
que  olvide del ego que quiere lo material,
recuerde que soy  espíritu de la Fuerza Universal,
es  prueba de amor  en el tiempo,
como la estrella  me guiara.

domingo, 4 de agosto de 2013

EL VIEJO CREADOR DE MUNDOS

El viejo escritor de sueños escribe en la soledad en su humilde habitación en una desactualizada máquina de escribir “Royal”, solo se  oye un  teclazo, después otro  teclazo,  escribe  viajes a otros mundos, a otros planetas con sus fantásticos y despejados paisajes, con sus miles de colores y sus increíbles y bellas creaturas, para él están real, el viejo es el creador de mundos que  se hacen realidad, fluyen como fuente de vida, pone todo su esfuerzo en esas manos temblorosas con artritis  por narrar sus lejanos mundos, cuando muera es ahí a donde ira dice el viejo escritor de mundos, es un Dios en miniatura. El viejo escribe: 
Desde  niño tuve más que un sueño era una misión  y es  llegar  a Marte, porque  te vi entre las estrellas y te quise alcanzar  pero estabas tan lejana, ahora viajo solo por el espacio infinito esperando llegar a algún día a Marte y  eso me reconforta.

Me gustaría Marte y explórate,  Subir  el  monte de Venus y de miel,  daría un salto desde el lado oscuro de la luna, Para llegar a Marte y saber donde escondes tus secretos, Podría ser el primer astronauta que llega a Marte, Besar por primera vez la piel de arena roja y Encontrar vida en la lejanía.

Ser el primer ser humano en el planeta rojo que es tu mundo, pero mientras llego sueño despierto que como será Marte, y todos estos días, semanas y meses de viaje a Marte no es nada a comparación de la dicha de llegar amarte".

Autor: Martin Cabañas